Anuncios
Lo último

El kobrador del bigote

Este de la izquierda se llama Julen. Fundó la ETA cuando era un chaval, luego se retiró y ayer le detuvieron porque el juez tiene motivos fundados para creer que tan adorable anciano ejerce de cobrador de la banda. A la vejez viruelas y con ese cuerpo de jota no le iban a mandar al Comando Madrid. Desconozco si ha pedido perdón. No ya por haber sido etarra, sino por haber constribuido a la fundación de la ETA. Sospecho que no. Estos se arrepienten, dan cuarenta entrevistas hablando del “problema de fondo en Euskal Herria” pero eso de pedir perdón ni de coña, vamos, lo último, por ahí iban a pasar, ni en broma, el que se llevó el preceptivo tiro en la nuca algo habría hecho. La cosa es que el tío iba de pacifista, prestándole el bigote a Medem para que lo sacase, pelo a pelo, en su “Euskal Pilota”, ya sabe, la de la nuca contra la bala.

No sé si al final se podrá demostrar que estaba enredado en lo de las extorsiones, espero que lo hagan y que le entrullen, aunque sólo sean mil días, uno por cada muerto del engendro criminal que fundó en sus mocedades euskéricas. En Aralar, ese modélico partido que lleva el nombre de la sierra que separa Navarra y Guipúzcoa, creo que podrán vivir sin él todo ese tiempo. A diferencia de Miguel Ángel Blanco, él vivirá para volver con los suyos.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: