Anuncios
Lo último

Interné en el móvil

treo-680-ldSeamos sinceros, reconozcamos aquí y ahora que el cuento del interné en el móvil es más viejo que Cascorro. Llevan dándonos la paliza con que si el futuro es navegar por el móvil para hacer la compra y esas cosas desde antes de la burbuja puntocom. Yo, que soy un hacha para las previsiones –de hecho me llaman “El Profeta” desde que, en el 94, dije a mi hermano que eso de Internet no tenía ningún futuro– aseguré vehemente al filo del año 2000 que a mediados de 2001 todo lo haríamos con el móvil. Pero no con los Motorola Ladrillo que gastábamos por entonces, sino con unos nuevos terminales que iban a salir inmediatamente y que las operadoras regalarían a sus usuarios para que fuesen más felices. Desde ese momento mi condición profética quedó cincelada en piedra.

La pena es que, a diferencia de otros, yo no lo dejé por escrito, pero sabe Dios que así fue, que me lo creí a pies juntillas y que hasta un día estuve conectado a una página wap durante, exactamente, 59 segundos; corté en ese punto para que me cobrasen sólo un minuto. La experiencia me hizo replantearme el asunto desde su misma raíz: la factura. Viendo lo que los leales camaradas de Vodafone me habían quitado por segundo concluí que, efectivamente, el interné móvil era el futuro… pero lejano, tan lejano como la galaxia de Star Wars.

Y así hasta hoy en que, gracias a Daniel Rodríguez Herrera –a quien ustedes conocen en su calidad de perillesco gurú tecnológico y yo en la de amigo- informático-que-soluciona-cualquier-tipo-de-incidencia–, me entero de que Libertad Digital (su diario, mi diario, nuestro diario) ha lanzado la versión internetí plenamente compatible con mi Palm Treo y, ya que estamos, con el iPhone de Daniel y el HTC patatero de Zé Barrio. Porque, no se engañe, hemos creado esta versión para que funcione en nuestros móviles y luego, si eso, en el Blackberry de Manuel Llamas, en el Nokia de Dieter Brandau y en el Sony-Ericsson de Mario Noya.

Al final la cosa ha salido, digamos, tan redonda que funciona en todos los modelos de móviles con los que se puede navegar por Internet. Tan sólo hay que teclear la dirección m.libertaddigital.com y su, mi, nuestro diario se abrirá en todo su esplendor móvil. Nunca tanto habrá costado tan poco.

Ahora vienen las dos preguntas fundamentales:

1.- ¿Esto para qué sirve?

y 2.- ¿Cuánto cuesta?

De lo primero no hacen falta muchas explicaciones. Sirve para leer el mejor diario del interné mundial desde la cama, o desde la parada del autobús si usted es de los que va con la hora pegada por las mañanas.

De lo segundo hay que matizar, porque Libertad Digital (larga vida al Rey de los periódicos) es y seguirá siendo gratis en sus dos versiones: la normal y la de bolsillo. Lo que no es ni será gratis nunca es la conexión telefónica. Y he ahí la clave de todo el tema interneto-telefonístico. ¿Cuánto cuesta conectarse a Internet desde el móvil? Depende de la operadora y de la tarifa que tengamos contratada. No es lo mismo entrar en m.libertaddigital.com con la tarifa “Banda Ancha Móvil” de Movistar que hacerlo con la tarifa “Internet Everywhere” de Orange. Cada una tiene sus condiciones y su letra pequeña que hay que mirar muy mucho antes de contratarla. Lo que no se debe hacer nunca es navegar con el móvil sin antes haber previsto una tarifa especialmente diseñada para eso, para navegar con el móvil, porque sino luego viene factura y el crujir de dientes.

Movistar distribuye sus iPhones con un “plan de datos” (así se llama, que le voy a hacer) pensado para que los Danieles Rodríguez Herrera que en el mundo hay se pongan morados a navegar y a leerse todas las mañanas Libertad Digital al completo mientras desayunan. A cambio hay que pagar una cantidad ligeramente superior, pero que compensa si la navegación es intensiva. Para algo más suave, algo como conectarse a m.libertaddigital.com y leerse la columna de Girauta, basta una tarifa de datos normalita.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: