Anuncios
Lo último

Departamento de Precrimen

Andan en la Universidad Autónoma de Barcelona investigando un sistema informatizado para prevenir el crimen antes de que se produzca. Como en Minority Report pero cutre y sin Tom Cruise manejando con las manos un ordenador en el aire. La cosa funciona de la siguiente manera: mediante unas cámaras de vigilancia conectadas a un ordenador, el programa –Hermes se llama– es capaz de saber lo que los individuos van a hacer. ¿Ciencia ficción? No, simple observación de comportamientos pautados.

Por ejemplo, si uno da vueltas delante de una joyería mientras se calza una media de señora, es posible que se proponga atracarla. Hermes lo ve, da el aviso y un vigilante se pone en guardia por si acaso. Si dos personas están hablando acaloradamente el sistema intuye que podrían partirse la cara y, de nuevo, avisa al guardia jurado para que baje a separarlos. En un instituto, la cámara vería antes que nadie a ese alumno novillero que sale de matute por la puerta para echar la mañana en los billares. De hecho, Hermes lo sabría mucho antes de que abandone la clase viendo como se compincha con el de atrás y recoge sus cosas.

El Hermes, cuyo inventor es un tal Juan José Villanueva (no, no es familiar, pero demuestra los listos que somos los Villanueva), tiene muchas más aplicaciones, y no todas necesariamente buenas. Imagínese un cacharro de estos en manos de Rubalcaba o, peor aún, de Rub-Al-Kaaba. Sus programadores lo han bautizado como “Hermes, el ojo que todo lo ve”. Aquí tiene el resto y prepárese para que un par de gorilas se abalance sobre usted cuando sacude a la máquina de Coca Cola porque se ha tragado una moneda de dos euros y no la devuelve.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: