Anuncios
Lo último

El Neverland de los Gadafi

En el centro de Trípoli se encuentra el principal de los palacios que ocupaba la familia Gadafi. Se trata de un complejo residencial de seis kilómetros cuadrados, más grande que la Ciudad del Vaticano, compuesto por varios palacetes, jardines tropicales, un zoológico con 18 leones (nueve de los cuales eran propiedad de Al Saadi), un parque de atracciones para los más pequeños, piscinas, saunas y escaleras de mármol y todos los lujos imaginables. En el centro del complejo está el la antigua residencia de Gadafi en ruinas tras el bombardeo norteamericano de 1986. Dentro del palacio, convertido en santuario de la revolución libia, los muebles se conservan en el estado en el que quedaron tras el ataque protegidos por mamparas de cristal.

Los Gadafi habían abandonado sus mansiones días antes llevándose casi todo lo que tenía algo de valor. Los rebeldes se tuvieron que conformar con el mobiliario, casi todo dorado y muy hortera. La foto de un sofá horroroso, propiedad de Aisha, con forma de sirena cubierta con pan de oro dio la vuelta al mundo. Los rebeldes dieron cuenta también de parte de la colección de automóviles de Al Saadi, en concreto de un Audi, un Lamborghini y un BMW. La sorpresa llegó cuando los saqueadores se encontraron con algo que no esperaban, un DVD de porno gay entre las pertenencias del más golfo y decadente de la camada.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: