Anuncios
Lo último

Ventajas (y desventajas) de Eurovegas

Vamos a partir del hecho que eso de Eurovegas se termina construyendo, es decir, que no acaba en el timo del tocomocho como otros tantos megaproyectos, que se quedaron en nada después de mucho ruido. Pongamos incluso una fecha para hacer balance. Las Vegas Sands Corporation dice que se van a poner a trabajar en la construcción este mismo año y que para el año 2017 estará operativa la primera fase, compuesta por cuatro resorts. Si el plazo se cumple habrá que dejar dos o tres años para que la cosa coja velocidad de crucero, así que 2020 será un buen año para mirar hacia atrás y concluir si ha merecido la pena o no tanto follón como el que se está armando.

Si realmente en 2017 el complejo está abierto y funcionando a pleno rendimiento podremos observar todas estas ventajas:

– Habrá más empleo en Madrid, no se cuanto más, pero seguro que más que ahora porque cuatro resorts dan bastante trabajo.
– Llegarán más turistas (ídem del anterior)
– La economía local lo habrá notado para bien, especialmente la de la zona suroeste de la capital.
– Aumentará la población de Madrid. Cuantos más seamos, mejor para todos.
– Un descampado entre Alcorcón y Boadilla que parece sacado de la película Perros Callejeros estará urbanizado y no precisamente con tochos ladrilleros de protección oficial, sino con rascacielos y hoteles de diseño.

En cuanto a las desventajas se me ocurre sólo una:

– Los precios subirán.

Esta última no es necesariamente una desventaja para todos. Los salarios son también un precio (con el que se remunera el factor trabajo), por lo que para los empresarios será una mala noticia, ya que tendrán más complicado encontrar trabajadores y habrán de pagarles más. Para los trabajadores, sin embargo, sucederá todo lo contrario. Podrán pedir más por lo mismo.

Creo que la cosa está clara. Eurovegas, si se termina levantando, le sentará muy bien a Madrid. Respecto a las pegas que le ponen los ecologistas y la izquierda en general, francamente, no les veo mucho sentido. Dicen que Eurovegas traerá aparejados los siguientes problemas:

– Crimen y mafias. En fin, en Madrid ya tenemos de eso. De cualquier modo, si de verdad se desata una ola de criminalidad (que lo dudo por las características del complejo), será obligación de la policía y la Justicia ponerle coto, no del dueño de los casinos y los hoteles.

– Prostitución. De esta variedad vamos sobrados desde siempre. La prostitución, además, no tiene porque ser mala si es voluntaria y no hay proxenetismo de por medio. Cuando no es así el problema no es la prostitución, sino los criminales que se aprovechan de ella, por lo que hay que remitirse al punto anterior.

– Corrupción. Bueno, directamente paso a la siguiente, porque en ese rubro si que somos consumados artistas de talla mundial. Dudo que los de fuera vengan a enseñarnos algo que no sepamos.

– Consumo de electricidad. Entiendo que la electricidad que consuma Eurovegas se pagará puntualmente, no como hacen la mayor parte de ayuntamientos hoy en día. Vátios no van a faltar, eso seguro. España tiene una sobrecapacidad eléctrica espectacular, del orden de un 30% en los picos máximos de consumo. Además, a día de hoy el sistema vende electricidad al exterior, no la compra. Así que si es por la luz que estén tranquilos.

– Consumo de agua. Madrid está sobre uno de los acuíferos más grandes de España, pero apenas se explota porque en la Sierra llueve mucho (unas tres veces más que en la ciudad) y está repleta de embalses y conducciones que traen el agua a Madrid, el mejor agua del país, por cierto. Eso sólo la Sierra de Guadarrama, no muy lejos está la de Gredos, que tiene una pluviosidad como la del norte de España. Agua habrá, y si falta se trae de otro lado, que para algo están los ingenieros de caminos. Claro, que a lo peor esta gente pretende que saquemos el agua de un pozo como en el Chad.

– Empleos de baja calidad. Decir que los empleos en casinos, hoteles y centros de convenciones son de baja calidad es directamente una sandez. En España hay cientos de miles de personas que viven de eso y sus salarios no son precisamente malos. Lo que tiene una calidad pésima es estar en el paro, que es donde andan dos de cada diez madrileños. Y otra cosa, ¿cuáles son los empleos de buena calidad?, ¿los de las minas?, ¿los de las cadenas de montaje industriales?

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: