Anuncios
Lo último

De aquellos Goyas, estas coñas

Hace quince años a nadie se le ocurría cachondearse del cine español. La gente iba a ver sus películas o no (por lo general no) y eso era todo. Algunos, los menos, criticábamos la lluvia de subvenciones y los nachojcolares de siempre nos llamaban fachas, incultos y demás panoplia de insultos automáticos y previsibles de la progretez nacional. Hoy, en cambio, meterse con los del cine es deporte común. De 47 millones de españoles, creo que unos 35 los ponen a caer de un burro, se cagan en las subvenciones y siguen sin ver sus películas. No atraviesan su mejor momento, definitivamente. Pero, ¿por qué? Tal vez por cosas como estas que van a ver ahora:


Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: