Anuncios
Lo último

Borrón y cuenta nueva

Así, en líneas generales, lo que Podemos y sus socios (también llamados “confluencias” porque son así de errejones, de cursis y de rebuscados) pretenden es hacer desaparecer por el artículo 33 el último medio siglo de historia de España, digo el último medio siglo porque el otro medio ya ha desaparecido por completo engullido en una versión maniquea de la historia en la que ellos y solo ellos son los buenos y nosotros los malos. Poco importa que ni ellos ni nosotros estuviésemos vivos en el año 1939. Muchos ni siquiera estábamos vivos en 1970. Bastantes no lo estaban en 1980. En su lugar llevan tiempo tratando de poner otra cosa, un pasado mísero, oscuro y apocalíptico que hemos vivido sin enterarnos muy bien de cómo pudimos aguantarlo. Claro que, por otro lado, para levantar esa otra cosa necesitan deformar todo lo que les precedió, convertirlo en una suerte de gigantesco hombre de paja histórico.

No serían los primeros. Castro creo una fantasmagórica Cuba previa a su llegada al poder, de hecho, en el castrismo la era común comienza en 1959, antes de eso todo estuvo mal. Hace unos meses di una conferencia sobre la Cuba castrista a los estudiantes de la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala y la línea de tiempo la explicaba de ese mismo modo: antes de Castro, después de Castro y, como detalle para los pobladores originarios de la isla, el tiempo remoto y feliz que antecedió a la llegada de los antepasados de Castro en el siglo XVI. En Venezuela han hecho lo mismo rescatando una figura mítica del pasado, la de Simón Bolívar, poniendo su momia (literalmente) a militar en el partido. En la URSS también lo hicieron. Todo antes de la revolución de octubre era un inmenso error. Salvaban a Pedro el Grande, y no del todo. Los libros de historia de los escolares soviéticos eran un monumento al absurdo.

La operación en España no sería tan sencilla porque tenemos mucha historia y muy revuelta, es decir, que manosearla y reclasificarla conforme a dos categorías es complicado. Pero lo harán. Lo están haciendo ya donde tienen oportunidad de ello. Es mucho el afán, poco el tiempo y la operación tiene que pasar todo lo desapercibida que sea posible. Necesitan cumplimentar todos estos formularios:

  • Ganar la guerra civil con 80 años de retraso
  • Matar a Franco con 41 años de ídem
  • Cepillarse la Constitución (el “papelito ese del 78” en palabras de Iglesias)
  • Identificar todo el periodo democrático con una era de desesperanza, pobreza y sumisión

Si lo consiguen, y solo pueden conseguirlo desde el poder, estamos apañados. Nosotros y los que vengan detrás. Por de pronto solo nos queda entonar el primero de los versos de la Varsoviana, “Negras tormentas agitan los aires”, y prepararnos para el asalto.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: