Lo último

La revolución mexicana (II). Tierra, Libertad y Constitución

La revolución mexicana bien pudo haber concluido en 1911 con el ascenso al poder de Francisco I. Madero, pero no fue así. A partir de ese momento gana complejidad, se incorporan nuevos actores y se prolonga durante otros diez años. Madero es asesinado y le sustituye Victoriano Huerta. La revolución se recrudece. Pancho Villa y Emiliano Zapata toman Ciudad de México, pero no saben que hacer con el poder. Emerge entonces otra de las figuras centrales: Venustiano Carranza, que terminaría dándole forma final al proceso y plasmándolo en su documento más duradero, la Constitución mexicana de 1917, todavía vigente.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: