Anuncios
Lo último

Por la boca muere el Mato

Los concejales del ayuntamiento de Madrid Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer fueron imputados ayer por el juzgado número 21 de Madrid, que les acusa de malversación de fondos públicos, prevaricación y delito societario. Una tripleta, por lo demás, muy habitual entre políticos de cualquier partido tan pronto como se aúpan al machito y se ponen a despachar con dinero ajeno. Pero, ¿qué es exactamente lo que hicieron Mato y Mayer para verse como se ven? Al parecer encargaron dos informes externos (a 50.000 euros la pieza que pagó la empresa pública Madrid Destino) para tratar de demostrar que en tiempos de Ruiz Gallardón hubo irregularidades en los contratos entre el ayuntamiento y los organizadores del Open de Tenis que todos los años se celebra en la ciudad.

El tema ya se había investigado hasta tres veces dentro de la corporación, de ahí que Mato y Mayer lo hiciesen a escondidas y de espaldas a la alcaldesa, que se enteró del tema cuando ya estaban hechos (y liquidados) los informes y los concejales ya se habían personado en la Fiscalía Anticorrupción para denunciar al equipo de Gallardón. Así de primeras podríamos decir que entonces estaba justificado, que si era para destapar una corruptela todo vale. Pues no, no vale. Todo no vale. Si me consta que mi vecino tiene una plantación de marihuana en el salón no puedo entrar en su casa sin su consentimiento, tomar unas fotos y llevárselas a la policía. Los delitos no se combaten con otros delitos. Luego toda la argumentación de los defensores de Mato y Meyer, empezando por el propio equipo de Gobierno del ayuntamiento, se cae por su base.

En este punto podríamos decir que sí, que es cierto, pero que solo están imputados, que aún no han sido condenados. Y es cierto, ni siquiera han sido juzgados y todos somos inocentes hasta que no se demuestra lo contrario. Ellos son los primeros que deberían apuntárselo, que a todos los imputados ajenos los tienen por culpables y los tratan como tal desde el minuto uno de la imputación. A veces incluso los culpabilizan cuando ni siquiera están imputados. Ahí tenemos el Tramabús aquel de hace un par de meses en el que pusieron juntos a imputados, a condenados y a otros que pasaban por allí pero les caían mal.

Pero la cuestión no es esa. Todos los políticos de todos los partidos políticos tienen dos raseros: uno de malla gruesa para los propios y otro de malla finísima para los del resto de partidos. La cuestión es que el Código Ético de Ahora Madrid explicita que en el caso de “imputación por la judicatura de delitos relacionados con corrupción, prevaricación con ánimo de lucro, tráfico de influencias, enriquecimiento injusto con recursos públicos o privados, cohecho, malversación y apropiación de fondos públicos, bien sea por interés propio o para favorecer a terceras personas” se comprometen a dimitir en el acto sin esperar al juicio ni, por supuesto, a la sentencia.

Como la cuestión es esa y no otra Mato y Mayer tienen que irse. Por simple coherencia al margen de que el equipo de Gallardon malversase o no. Y no hay mucha más vuelta de hoja. Evidentemente no lo van a hacer. Llegar a concejal cuesta mucho, más aún en un municipio grande como Madrid en el que se hace política de primera y se pagan buenos salarios. Una vez estás fuera todo lo que te aguarda es el vacío cuando no la miseria. Muchos cargos públicos no tienen más oficio conocido que el de la política. Lejos de ella no es que vayan a pasar frío, es que van a pasar hambre.

Imputaciones y culpabilidad

Esto me lleva directo a una reflexión sobre las imputaciones. Estar imputado es simplemente ser acusado formalmente de un delito. Estar acusado no es lo mismo que ser culpable. La imputación, además, es reversible durante el curso del proceso. Su concurren nuevas pruebas el juez puede retirar la acusación. Pero si no la retira al imputado le amparan ciertas garantías procesales entre las que se encuentra la presunción de inocencia. Porque en un Estado de Derecho todos somos inocentes mientras no haya sentencia condenatoria en nuestra contra.

Mato y Mayer a día de hoy son tan inocentes como Francisco Granados, Ignacio González o Luis Bárcenas, imputados los tres en espera de juicio y de veredicto condenatorio o absolutorio. En rigor Bárcenas tiene una condena en firme, pero no por corrupción sino por faltarle el respeto a Cospedal. 50.000 euros le cayeron hace un par de años por eso. En todo lo demás es inocente. Todavía.

Se puede entender que los partidos políticos se pongan sus propios límites, sus líneas rojas. Está bien que así sea. Pero si se las ponen es para no atravesarlas, porque de lo contrario esos compromisos éticos que con tanta suficiencia adoptan y agitan delante del electorado quedan en poco más que papel higiénico. En eso mismo ha quedado el prosopopéyico Código Ético de Ahora Madrid, escamoteado de la web a toda prisa en la peor tradición de la vieja política que ellos decían venir a renovar. Nada nuevo bajo el sol. El pez siempre muere por la boca.

Más en La ContraCrónica

Ir a descargar

 

Anuncios

4 Comments on Por la boca muere el Mato

  1. Resulta que el Presidente del Gobierno y sus adlátares dirigen una presunta trama criminal para expoliar España, de forma legal e ilegal, como se ve todos los días, en beneficio de los suyos y de la oligarquía cleptocrática que nos gobierna, y pides la renuncia de un par de concejales por precisamente investigar el SAQUEO de uno de sus cuates, el infame Gallardón (por no darle calificativos dentro del Código Penal pero seguramente muy reales)

    Eso es ser independiente e imparcial, sí señor

    Pero claro, hay que vivir y ya se sabe cómo se las gasta el Régimen con los que le denuncian, ¿no?.

    Sólo hay que mirar al teniente Segura, Ana Garrido, la jueza Coro Cillán o Germán, un chico anónimo, que vive a 2 km de mi casa, en paro, que vive con su madre, y que el otro día la policía entró hasta por las ventanas de su casa porque se le había ocurrido entrar en un servidor abierto sin seguridad de un despacho de abogados y divulgar las tramas de blanqueo que comparten los Borbones y los Pujol http://www.filtralia.org

    Para esos que saquean nada. A Germán le piden 5 años por “revelación de secretos” (como no había seguridad no pueden pedir nada por sustracción y se inventan un delito)

    Pero como todo el mundo arrea a 2 concejales, va el periodista valiente y se suma, que hay que estar con el Régimen

    La verdad, me has decepcionado. Pero menos, porque como ya he comentado alguna vez, está claro que los liberales que se llenan la boca con esa palabra es sólo para enjuagarse los dientes cuando llega el dinero y entonces se postran sumisos

    Vergonzoso

  2. Y lo poco que han tardado en quitar de su ponzoñosa página el artículo.Ni Stalin lo hacia mejor con las fotos.

  3. Que un político utilice los recursos públicos que gestiona para obtener intereses particulares, es lo esperable por la condición humana del político y lo constatado desde que existe la política. Que sea delito la corrupción y no lo sea establecer las condiciones que la incentivan, me resulta sorprendente. Imaginar que hay corrupción justificable o tolerable es moral de lacayo. No ha ocurrido nada nuevo , nada novedoso, nada presentable, tan solo otro fugaz y desagradable vistazo de cerca al cadáver vestido de mariscal que es la política.
    Un cordial saludo.

  4. Me imagino que arrearríais igual al funcionario que se hubiera negado a apretar el botón de la cámara de gas, ¿verdad?. Porque claro, su sueldo lo pagaba el erario público y debe cumplir con su obligación

    ¿O es lícito desobecer órdenes delictivas por acción u omisión?

    Con la Fiscalía nombrada por el Gobierno, con los jueces nombrados por el Gobierno o removidos por éste si son incomodos… ¿a quién se va a recurrir para investigar latrocinios?, ¿a esa fiscalía que decía que no perseguía porque “no son cantidad siginificativa” los, recordemos, 425 M. ganados por aquel cleptócrata del Régimen que es Alierta con información privilegiada? (una de tantas…)

    Eso, no investiguemos a los Borbones, a los Pujol o a los Florentinos. Vamos a por los mindundis de la plebe que son populistas y atacan el Régimen… ¡porque lo denuncian!

    Bienvenidos al Nuevo Derecho Medieval

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: