Anuncios
Lo último

Auge y caída de la Orden del Temple

Los templarios, cuya razón de ser era la cruzada de Tierra Santa, eran el modelo de orden militar medieval. Como vimos en el capítulo anterior, los europeos de la época los admiraban y los enemigos musulmanes los temían. Durante dos siglos muy intensos batallaron en Oriente y se enriquecieron en Occidente. Participaron también con gran fortuna en la Reconquista de España. Pero en 1291 los cruzados abandonaron San Juan de Acre, la última de sus plazas. Eso marcaría su final.

Ir a descargar

Anuncios

2 Comments on Auge y caída de la Orden del Temple

  1. Los templarios fueron monjes ejemplares, guerreros diligentes, eficaces administradores de encomiendas y banqueros fiables e independientes. Los templarios fracasaron en sus empeños esenciales: defender Tierra Santa y asegurar la viabilidad económica y la independencia de la orden. Sucumbieron porque se enfrentaron a enemigos enormemente más poderosos que ellos: el poder musulmán en Tierra Santa y el poder real francés. El primero quería sus posesiones territoriales y el segundo todas sus posesiones. Ni lo inicialmente popular de su causa, ni los abundantes donativos, ni la excelente gestión de sus recursos, ni su acreditada capacidad como banqueros, ni sus bríos militares, ni su rectitud moral…nada les valió. Tierra Santa era en realidad el antiguo imperio romano de oriente, vencido e islamizado hasta el tuétano, con un poder musulmán capaz y resuelto a su reconquista. La codicia, el control sobre el Papa y el poder militar de Felipe IV hicieron que a sus ojos, los templarios solo significasen recursos a su alcance. Hoy son leyenda, es decir, que sus aciertos y las injusticias que sobre ellos se cometieron, se magnifican y que sus errores y las injusticias que cometieron, se minimizan. Fueron un producto de su época, por lo que conocerles es conocerla, y la historia de su auge y caída, es un manual sucinto de la condición humana.
    Un cordial saludo.

  2. En primer lugar, felicitarte por tu magnifico programa y por el gran trabajo de divulgación.

    Pero me gustaría dar un par de opiniones sobre el programa referente a los templarios.

    La primera, sobre tu afirmación de que Tierra Santa nunca había sido cristiana. Es la cuna del cristianismo y una de las primeras zonas en ser cristianizadas. Los cristianos era una parte importante, y en algunas zonas mayoritaria, de la población de los estados cruzados. Otra cosa es que eran sobre todo ortodoxos, y su relación con los latinos no fuera demasiado fluida. Creo que lo correcto hubiera sido decir que Tierra Santa nunca ha sido una zona de mayoría católica.

    La segunda, sobre el proceso de reconquista en España. Aunque, visto con la lejanía y la perspectiva que nos da nuestra época y, sobre todo, conociendo su final, nos pueda parecer un proceso lineal e imparable, los que lo vivieron no lo tenían tan claro. Después de la toma de Toledo, los desastres de Sagrajas y Alarcos, detuvieron e incluso hicieron retroceder la reconquista durante décadas. Solo después de Las Navas, el proceso se hizo imparable. Pero está última victoria podía no haberse producido. Una tercera derrota en una gran batalla hubiera sido un auténtico desastre para los reinos cristianos de la península.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: