Anuncios
Lo último

Quién es quién en las elecciones alemanas

Con las encuestas de intención de voto en la mano las elecciones del próximo día 24 las ganará el CDU y el segundo volverá a ser el SPD. Los dos grandes partidos se repartirán el voto de manera muy parecida a los comicios de 2013. El CDU se mueve en una horquilla del 25-40% (actualmente tiene el 41,5%) y el SPD lo hace en torno al 25% (actualmente tiene el 25,7%). Por lo que la posibilidad de que se reedite la gran coalición actual es muy factible.

Por la CDU la candidata es Angela Merkel, que no necesita mucha presentación. Lleva ahí desde 2005 y quiere seguir hasta 2021. Para entonces tendrá ya 67 años y habrá igualado a Helmut Kohl en tiempo al frente de la cancillería: 16 años, dos más que Konrad Adenauer, fundador de la Bundesrepublik.

Por el SPD se presenta Martin Schulz, un socialdemócrata renano un año más joven que Merkel y que todos conocemos porque fue durante muchos años presidente del parlamento europeo. Schulz ha hecho casi toda su carrera en Estrasburgo. Antes de eso fue alcalde de su pueblo y antes dueño de una librería. Es el arquetipo de ratón bruselense. Se las sabe todas y conoce a todos, pero no es muy carismático aunque si popular.

¿Por qué le han colocado ahí? Pues básicamente porque no tienen a otro. Peer Steinbrück, el candidato de 2013, tiene ya 70 años y se ha jubilado. No quedaba mucho más donde elegir. Steinmeier, famoso en toda Europa por desempeñar el cargo de ministro de Exteriores, fue nombrado presidente de la República en enero y en el resto del gabinete todo lo que hay son deshechos de tienta. Políticos tipo Barbara Hendricks, ministra de Medio Ambiente, o Heiko Maas, ministro de Justicia y Protección al Consumidor que no es muy querido. En el Frankfurter Allgemeine lo llaman con sorna “Ministro Prohibición” porque se ha pasado la legislatura tratando de pasar regulaciones, muchas descabelladas, como cuando hace un año quiso prohibir la publicidad sexista por decreto.

Al otro lado de la gran coalición hay cuatro partidos. El más importante de todos es Die Linke (La Izquierda), actualmente con 64 escaños y un 8,6% de los votos. En 2013 lo lideraba un tiparraco llamado Gregor Gysi, antiguo militante del SED (el partido socialista de la RDA) e hijo de Klaus Gysi, un ministro de cultura germano oriental de los años 60. Le han acusado en multitud de ocasiones de haber sido informante de la Stasi pero él siempre lo ha negado. Con un personaje así Die Linke tenía un techo muy claro, de modo que se han rejuvenecido y, en algún aspecto, se han “podemizado”.

Tiene dos candidatos. La principal es Sahra Wagenknecht, que también perteneció al SED de jovencita y que se define como anticapitalista. Como botón de muestra, es de las que con más ímpetu ha defendido a lo largo de los años al Gobierno bolivariano de Chávez y Maduro en Alemania. Actualmente está casada con Oskar Lafontaine, el histórico miembro del SPD que rompió con el partido en tiempos de Schröder. El otro candidato es Dietmar Bartsch, un diplodocus de Pomerania que, por descontado, formó parte del SED en su juventud y que pasó varios años estudiando en la Academia de Ciencias Sociales de la Unión Soviética. Tras la reunificación se afilió al PDS (antecesor de Die Linke) y desde entonces es un apparatchik del partido.

La lista de partidos la completan Los Verdes, el FDP y Alternative für Deutschland (AfD), pero sólo Los Verdes tienen actualmente representación parlamentaria. Pero eso podría cambiar porque en el momento en el que superan el 5% a nivel nacional meten un montón de diputados en la cámara. Por Los Verdes se presenta un ticket formado por Katrin Göring-Eckardt y Cem Özdemir. La primera lleva toda la vida en el partido y fue vicepresidenta del Bundestag de 2005 a 2013. Özdemir es hijo de inmigrantes turcos y es musulmán, pero no ejerce mucho, de hecho está casado con una argentina. Se la tiene tomada a Erdogan y está a favor de legalizar el cannabis.

Los liberales presentan a Christian Lindner, un tipo joven (38 años) que es diputado en el Landtag de Renania del Norte-Westfalia, donde el FDP consigue muy buenos resultados. En las elecciones regionales de mayo de este año se colocó como tercer partido con un 12% y 22 escaños. El FDP, fiel a su tradición, promueve las bajadas de impuestos, recortes en la regulación y fomento del sector privado. De él depende devolver a este partido fundacional de la República al Bundestag.

Por último, AfD presenta un tándem formado por Alice Weidel y Alexander Gauland. Weidel viene de la empresa privada, trabajó en Allianz y Goldman Sachs y poco más se puede decir de ella salvo que convive en pareja con una directora de cine suiza con la que tiene dos hijas. Un perfil un tanto sorprendente para este partido. Gauland es el candidato más mayor. Tiene 76 años y proviene del este. Nació en Chemnitz (antigua Karl Marx Stadt) y huyó al oeste de joven. Fue militante del CDU hasta que se fundó AfD.

Según los sondeos, todos los partidos pequeños entrarían en la cámara porque los dos grandes se van a dejar algunos jirones el día 24 fruto del desgaste. Tendríamos entonces un Bundestag multicolor y hexapartidista. Pero no creo que haya riesgos de ingobernabilidad. A una muy mala no dudarían en ensayar coaliciones imaginativas, como una que se propuso en 2005 y que dieron en llamar “Jamaika Koalition” por los colores de la bandera del país caribeño y que los englobaba a todos. No sería de extrañar. Los alemanes pueden sacrificar cualquier cosa menos la estabilidad.

Más en La ContraCrónica

Ir a descargar

Anuncios

7 Comments on Quién es quién en las elecciones alemanas

  1. Buenos días Fernando, en primer lugar, darte la enhorabuena por el programa que realizas, cuyo formato me parece singular y atractivo. En la ContraCrónica de ayer, llegado un determinado momento, respondiste a la pregunta que te realizaron dos oyentes tuyos acerca de una futura vinculación profesional con el grupo esradio y el periodista Jiménez Losantos. A lo que respondiste que en ese medio de comunicación estabas completamente vetado. Mi pregunta es la siguiente: ¿Cuál es la causa de esa inquina personal entre dos sendos periodistas de corte liberal?. Gracias de antemano.

    • Por mi parte no hay enemistad ninguna, ni con el personal ni con la empresa de la que, por cierto, soy accionista. Simplemente soy un maldito porque el que manda allí, un tal Javier Somalo, me la tiene tomada personalmente desde hace muchos años. Como él es el que manda pues mi nombre ni siquiera aparece. Esa es toda la historia.

      • Alfredo // 14/09/2017 en 20:34 //

        Entiendo, gracias por la aclaración. Casualmente, la persona a la que haces referencia ya fue objeto de una demoledora crítica por parte de César Vidal, allá por 2013, cuando decidió abandonar el grupo por desavenencias de esa naturaleza. Te mando un saludo y gracias por contestar.

  2. Como de liberales son realmente estos tíos de FPD? Diferencias respecto de Ciudadanos (ambos juntos en ALDE en el Parlamento Europeo)? Posibilidades de coalición con FDP en lugar se SPD?

    Gracias!

    • Bastante más liberales que Ciudadanos. En Alemania la derecha no está tan acomplejada como en España. Se exponen las ideas propias con más libertad.

      • ¿Dirías que incluso son más liberales que la CDU en temas económicos? En temas sociales supongo que obviamente serán más liberales.

        De ser posible la gran coalición y la coalición Jaimaica (CDU – FDP – Verdes), como parece que va a ser según las encuestas, ¿hacia donde crees que se inclinará Merkel? A mí me suena con mejor música tener a estos tíos de la FDB en el gobierno pidiendo menos buroacracia y regulación a costa de tener a los hippis de Green Peace.

  3. Viendo el panorama electoral alemán, está claro que no esperan chantajes regionalistas ni sorpassos populistas, de hecho, parece que no esperan nada y que votar es un trámite para cambiar algunas caras, colorear el parlamento y continuar con un sistema que deben considerar adecuado. Bien, pues podemos adelantar que no habrá cambios a peor ni soluciones a los problemas presentes, pues ni vendrán los populistas, ni se marcharán los ineptos que no saben qué hacer con la Unión europea ni qué hacer con la inmigración. Poca expectación.
    Un cordial saludo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: