Lo último

Cuatro problemas sin solución

En algunos aspectos la agenda internacional parece el día de la marmota. Hay una serie de asuntos pendientes que llevan ahí desde siempre y que no terminan nunca de resolverse. Es el caso de la guerra en Siria, que arroja continuas novedades pero ninguna solución, el problema de Corea del Norte y de su líder máximo, la cuestión ucraniana, que permanece durmiente en el corazón de Europa, o el interminable conflicto entre Israel y Palestina. Empieza un nuevo año, ¿se desatascará alguno de estos tapones?

Ir a descargar

 

Anuncios

1 Comment on Cuatro problemas sin solución

  1. De los cuatro asuntos enquistados, tres tienen a los Estados Unidos de América posicionados: contra Pionyang, con Israel y con Ucrania. En Siria, los estadounidenses querrían desentenderse pero no saben cómo.
    El apoyo estadounidense ya no garantiza nada, ni una solución ni siquiera un apaño, y esto es así porque estos hace tiempo que se perdonan lo de ser el hegemón y ya no están para intervenciones sino para contenciones, y según y como. Los cuatro problemas comparten un prejuicio ante cualquier negociación: ceder es desaparecer, y claro, así mal vamos, de hecho, no se va a ningún sitio.
    Un cordial saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: