Lo último

No odies a los medios, comételos

La Contra, las dos Contras (Crónica e Historia), nacieron hace dos años en iVoox, una plataforma de radio online española que lleva mucho tiempo en la brecha y que en bastantes aspectos ha sido pionera. Después de estos dos años no tengo más que buenas palabras para ellos. El servicio que dan es excepcional, apenas se cae, la calidad de audio es buena y dispone de las herramientas adecuadas para mantener los dos programas en el aire con cero dolores de cabeza. La última que han creado es un programa de fans en el que desde hoy las dos Contras quedan incorporadas.

Os preguntaréis qué es eso de “programa de fans”. Bien, es el nombre con el que han bautizado el patrocinio de los espacios por parte de los oyentes. Como supongo que ya sabréis el podcasting no hace más que ganar audiencia, pero los grandes de la publicidad se siguen mostrando reacios a entrar. No sé muy bien la razón, tal vez sea por desconocimiento del nuevo medio de distribución de radio (que no otra cosa es el podcasting) o la falta de métricas claras y estandarizadas. El hecho es que, en lo que llega la publicidad, los profesionales del ramo tenemos que buscarnos las habichuelas para seguir haciendo lo mejor que sabemos hacer.

Hace ya casi un año abrí el programa de patrocinio en Patreon que, la verdad sea dicha, está funcionando muy bien. Tengo más de doscientos patronos estables que permiten que pueda seguir haciendo los dos programas regularmente. En mi caso, como bien saben los oyentes, regularmente significa todos los días de la semana, domingos y fiestas de guardar incluidos. Tengo pruebas: el año pasado hice 355 programas. ¿Alguien da más?

Gracias a los patronos La ContraCrónica está puntualmente todos los días en iVoox y YouTube, y la ContraHistoria todas las semanas. Gracias también a ellos mi independencia es absoluta. Y cuando digo absoluta quiero decir eso mismo, absoluta. Puedo decir lo que quiera de quien quiera. Y lo digo, claro. Con educación, naturalmente, sin estridencias y manteniendo el buen humor en todo momento. Puedo asegurar que La Contra es un programa sin una sola atadura: ni políticos, ni empresas, ni anunciantes, ni patronales, ni grupos de presión, ni think tanks, ni deudas con el banco, ni el Chavo del Ocho. La Contra existe para sus oyentes y para nadie más.

La receta de ambos programas sigue siendo la misma y esa no va a cambiar porque a la vista está que gusta. No es cosa mía, lo dice la fría estadística. En 2017 La ContraCrónica tuvo tres millones de descargas en las dos plataformas y La ContraHistoria tiene ya más de millón y medio de descargas y cada capítulo se se descarga 32.000 veces de promedio.

Aproximadamente un 75% de los oyentes acceden al contenido gracias a iVoox. Muchas veces ellos ni siquiera lo saben porque utilizan otras aplicaciones en el teléfono como Podcasts de Apple, TuneIn o Podcast Addict que tiran del feed de iVoox. De cualquier manera, a todo el que me pregunta por una buena aplicación móvil para escuchar el programa le recomiendo la de iVoox. Es francamente buena, ligera, tiene versión para Android e iOS y, por descontado, es gratuita. El programa de fans está disponible sólo a través de esta aplicación. Funciona de la siguiente manera.

Para acceder a él simplemente hay que entrar en La ContraCrónica o La ContraHistoria y pulsar sobre el botón de color azul en el que pone “Apoyar”. Aquí lo tenéis:

Una vez dentro os aparecerá este mensaje:

Ahí hay que confirmar que, efectivamente, se quiere apoyar al programa. Una nueva pulsación y aparece lo siguiente:

En esta pantalla pulsando sobre la casilla central se abre un menú en el que se selecciona la cantidad. Va de 1,5 euros a 50 euros. Al mes en ambos casos. Y ya pulsando sobre el botón de color naranja se pasa a la parte final.

Aquí la aplicación se conecta automáticamente con PayPal, entra uno en su cuenta y cierra la operación. A partir de ese momento pasará a ser fan del programa, que es lo mismo que ser patrono.

Como veis es un procedimiento muy rápido, que se lleva a cabo enteramente con el móvil y que está todo en español. El único inconveniente que tiene es que, al menos por ahora, sólo se puede hacer la suscripción mediante PayPal. En iVoox me han informado que próximamente estará disponible mediante tarjeta de crédito también.

¿Qué gana el fan/patrón de La Contra?

Esa es la gran pregunta que muchos os haréis porque, a fin de cuentas, ambos programas son gratis. Bien, gratis no son. Gratis es, en todo caso, escucharlos. A mi me lleva muchas horas todos los días preparar ambos espacios, con el tiempo he tenido que hacer una pequeña inversión en equipos profesionales para que suene como si fuese la radio y, como ya os decía el año pasado, tengo la horrible manía de comer todos los días, no mucho la verdad (no hay más que verme), pero si lo mínimo para mantenerme pegado al micro. Que siga existiendo depende exclusivamente de sus oyentes que, además, participan en el programa todos los días. Los domingos, de hecho, es el día dedicado a ellos y se pasan llamadas que luego yo comento una por una. No hay censura, todo el que deja un mensaje en La Contra termina escuchándolo. Lo hago así porque soy de la convicción firme de que entre todos lo sabemos todo. Además, para qué negarlo, me gusta que me lleven la contraria y que enriquezcan mi conocimiento sobre infinidad de temas.

Pero además de eso a partir del próximo mes de abril los fans/patronos de La ContraCrónica|Historia ganarán algo más: un programa exclusivo sólo para ellos. Los habituales sabrán ya a estas alturas de qué estoy hablando… efectivamente de El ContraPunto, la Contra dedicada a la música que, como si fuese una margarita, llevo tantos meses deshojando. Será un programa mensual de una hora de duración con música clásica y popular presentada por mi. La política, la economía y la historia me gustan, pero yo lo que siempre quise ser es músico. Todo en la vida es contingente, menos la música y hacer fotos, que es algo necesario.

Los fans en iVoox no tendrán que hacer nada, sólo por el mero hecho de serlo podrán escucharlo mensualmente. Los patronos en Patreon también podrán hacerlo, pero a través de esta última plataforma, que tiene su propio interfaz de audio que, en rigor, no es tan bueno como el de iVoox.

Aparte de esto recibirán como hasta ahora el ContraBoletín que ya les llega por correo puntualmente con una selección del material escrito que voy trayéndome aquí cada semana. Porque los patronos han posibilitado que mi productividad en todos los campos aumente como por ensalmo y, entre otras cosas, me haya metido en proyectos como Disidentia, una revista digital que está dando sus primeros pasos y que, como La Contra, no tiene más amo que sus lectores.

En fin, pues esto es todo queridos oyentes/lectores. Como decían los de Indymedia hace ya muchos años: no odies a los medios, comételos.

Anuncios

1 Comment on No odies a los medios, comételos

  1. El libro sobre el Che muy bueno. Avisa cuando las aportaciones económicas se puedan hacer con tarjeta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: