Lo último

¿Hay que dolarizar Argentina?

Os comentaba el viernes pasado que el súbito fortalecimiento del dólar había puesto al Gobierno argentino contra las cuerdas. No llegó a cundir el pánico pero faltó poco. La situación parece haberse estabilizado y el dólar cotizaba ayer a 22 pesos argentinos, uno menos que el viernes pasado. El Gobierno de Macri reaccionó vendiendo dólares y subiendo los tipos de interés.

No sabemos aún si eso dará resultado, pero entretanto se ha producido un efecto contagio en otras divisas hispanoamericanas. Las diez principales se depreciaron la semana pasada. Tanto el peso mexicano como el colombiano, el chileno y el sol peruano perdieron valor frente al dólar. En Argentina algunos hablan ya de dolarizar el país y acabar con el problema de una vez. Hay buenas razones para hacerlo, pero si se llevase a cabo en Argentina no se podría hacer política, al menos política en el peor sentido de la palabra.

Ir a descargar

Anuncios

2 Comments on ¿Hay que dolarizar Argentina?

  1. Dolarizar un país es la consecuencia de la ruina económica de ese país y de la impotencia de su gobierno para reconducir la calamidad, no una gestión preventiva por aquello de que ya nos conocemos y no somos de fiar. Argentina no está en el brete de la dolarización, aunque este último episodio cambiario ha demostrado que no precisa muchos más problemas para meterse en un grave lío económico. Que Mauricio sea mejor que Cristina no significa que sea óptimo, ni bueno, ni siquiera que sea suficiente, y que algunas sus reformas apunten en la dirección de la prosperidad no la garantizan puesto que les faltan número, alcance y consistencia. Pareciese que Mauricio intuía el camino correcto antes de andarlo pero llegando por fin a los cruces, la realidad del entramado estatal y las organizaciones establecidas, le conminan a deambular por el camino de las dádivas con baja conflictividad. Él sabrá que es quien ve el percal y es quien se la juega, la pega es que en lo que decida arrastrará a más de 44 millones de almas.
    Un cordial saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: