Lo último

El doble efecto Torra

Ayer Quim Torra fue investido presidente de la Generalidad de Cataluña. Lo fue por la mínima: 66 votos a favor, 65 en contra y cuatro abstenciones. Torra dijo exactamente lo que piensa hacer. Como es nuevo en esto todavía no habla politiqués. Quiere “construir la república catalana y desplegar un proceso constituyente”. Aparte de eso, insistió en que Carles Puigdemont es el presidente legítimo y, por lo tanto, a él se debe.

Ya están todas las cartas sobre la mesa. Cartas que auguran un verano caliente porque todo lo que se tenía que hacer ya está hecho, Esto, obviamente, tendrá consecuencias tanto a nivel regional como nacional. Se avecinan curvas, se avecinan elecciones autonómicas y quizá también generales. Y, lo más caprichoso de todo es que ninguno, a excepción de los independentistas, está preparado para lo que viene.

Ir a descargar

Advertisements
Anuncios

1 Comment on El doble efecto Torra

  1. Para este viaje no hacían falta alforjas, o lo que es lo mismo, para llegar a tener un presidente del gobierno autonómico catalán, que apuesta por la república catalana, después de cesar, a un presidente del gobierno autonómico catalán, que apostaba por la república catalana. Ahora que el “155 de boquilla” aplicado se ha evidenciado inútil y lesivo, sus firmantes tendrán que prorrogar su inutilidad y lesividad, aplicarlo en nuevas condiciones, a saber si mejores o no, o suspenderlo. A estas alturas del drama ya resulta evidente que el gobierno de España solo va a hacer lo que le obligue la ley y si solo si le obliga mucho, resulta evidente que el secesionismo va a apropiarse de la soberanía nacional sin permiso y resulta evidente que lo que no hagan los catalanes no secesionistas por ellos mismos, ya sea huir, protestar o rebelarse, no lo va a hacer absolutamente nadie. Desde Madrid, aparte de asco por nuestros representantes, pena por los catalanes atrapados, casa para los que huyen, suma a las protestas y apoyo a rebelión, tan solo podemos observar un espectáculo lamentable que vuelve a ser una muestra de españolidad genuina: perder la oportunidad de hacer grandes cosas juntos por irracionalidad cerril. Qué cosa más triste y qué cosa más nuestra.
    Un cordial saludo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: