Lo último

Pasión y muerte de Lehman Brothers

El 15 de septiembre de 2008 a las dos menos cuarto de la mañana Lehman Brothers, una de las entidades bancarias más grandes del mundo declaró la quiebra. En banco dejó un agujero de casi 700.000 millones de dólares y envió a 25.000 empleados a la calle. Pocas horas después abrió la Bolsa de Nueva York y la noticia recorrió el mundo. Fueron dos semanas de caídas bursátiles a plomo día tras día.

No se recordaba un desastre igual desde el crack del 29. Y, como en el crack del 29, aquello fue el preludio de una contracción económica global que puso fin a los años felices de dinero fácil y endeudamiento masivo. La crisis duró muchos años y se extendió por todo el mundo. Los Gobiernos tomaron medidas de urgencia que, en muchos casos, resultaron ser contraproducentes. Vamos a ver hoy que queda de todo aquello diez años después.

Anuncios

1 Comment on Pasión y muerte de Lehman Brothers

  1. Se ha concedido crédito a cargo de los impuestos que se confiscarán a presentes y futuros tributarios, siendo el acreedor una entidad que puede falsificar billetes con valor por otros indistinguibles, pero vacuos, y que además no tiene que cerrar el año en positivo porque responde ante unos mercados descoordinados. Pero el crédito concedido es de dimensiones tan astronómicas que esos mercados van calculando que faltarán años y faltarán tributarios para saldar cuentas, y se van temiendo que esos billetes de manivela van a acabar valiendo todos lo mismo: nada.
    Un cordial saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: