Lo último

El Blitz

Fueron más de nueve meses de bombardeos sistemáticos dirigidos primero contra objetivos estratégicos como aeródromos o plantas industriales y luego contra la población civil. Con ellos Alemania quería borrar de los cielos a la temida RAF británica para poder invadir Gran Bretaña con la garantía de tener el aire bajo control. Los ataques se centraron sobre Londres pero otras ciudades también sufrieron la tormenta de fuego, algunas muy al norte como Glasgow y otras en el centro, como Coventry, que se convirtió en el ícono de toda la campaña.

La ofensiva aérea, la mayor de su especie hasta ese momento, perseguía también desmoralizar a la población británica y convencerla del poderío alemán, que acababa de imponerse en la batalla de Francia y dominaba ya más de media Europa. Pero no salió bien. Los miles de aviones que la fuerza aérea alemana empleó en esta campaña no fueron suficientes. Fallaron en sus dos principales objetivos. El de destruir la industria y las comunicaciones inglesas y el de acabar la moral de su población.

En mayo de 1941 Berlín ordenó detener los ataques. Inglaterra podía respirar tranquila porque la guerra tomaba en este punto otro rumbo, miraba al este. Primero hacia los Balcanes, luego hacia la estepa rusa. Aquello se demostró como un gran error estratégico porque forzó a los alemanes a combatir en dos frentes. Lo que si que consiguió fue llenar de espíritu de resistencia a los británicos y les animó a resistir a cualquier coste. También supuso la consagración de la RAF, que pasó a convertirse en uno de los símbolos del orgullo británico.

Esta que vamos a ver hoy es la historia del Blitz, uno de los mayores asedios aéreos de la historia que terminó siendo de capital importancia en la victoria aliada.

En El ContraSello:

  • La conquista de Canarias
  • Los hijos adoptivos en la Antigua Roma

Bibliografía

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: