Hijodalgo pero no Señor. Residente en Corte. Ancho de frente, negro de ventura, largo de piernas, limpio de manos y de bolsillo. Hombre de muchas fuerzas y de otras tantas flaquezas. Si tiro la piedra no escondo la mano. Llevo la contraria, así, por principio. Lo hago por escrito, de viva voz y en persona sin demasiados cargos de conciencia. Y no hace falta añadir mucho más.

Puede contactar conmigo aquí.

diazvillanueva.com por correo electrónico

Introduce tu correo y te avisaré de lo último

Advertisements