Lo último

Los siglos del real de a ocho

Os contaba la semana pasada que en 1469 se celebró la boda más importante de la historia de España. Los contrayentes eran Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. Se trataba de una unión personal ya que sus respectivos reinos siguieron manteniendo su identidad y particularidades. No era la primera vez que sucedía algo así. En la Edad Media proliferaron los matrimonios dinásticos, celebrados siempre con intención de fortalecer a ambas casas reales.

Pero esta vez fue diferente. La dinastía de Isabel y Fernando era la misma, los Trastámara, una poderosa familia castellana que entre mediados del siglo XIV y principios del XV se había hecho con las coronas de Castilla y Aragón. Los jóvenes Isabel y Fernando eran primos, por lo que para casarse tuvieron que falsificar la bula papal que les permitía contraer matrimonio a pesar de la consanguinidad. Ambos compartían como bisabuelo a Juan II de Castilla, que reinó entre 1379 y 1390.

Con una bula falsa y en secreto celebraron la boda en octubre de 1469 en el Palacio de Los Vivero de Valladolid. Eran dos tipos decididos y resueltos. El mismo espíritu les acompañó durante los años de su reinado dual que alumbró infinidad de reformas que dieron origen a la España moderna.

Una de esas reformas fue la monetaria, aprobada tan pronto como se hicieron con la corona de Castilla. Esta reforma sería la base de todas las que vendrían después y en tiempos de los Habsburgo. En esta reforma quedaron fijadas monedas como el maravedí de vellón o el célebre real de a ocho.

Ni Isabel ni Fernando lo sabían, pero estaban a punto de encontrarse con las mayores reservas de metal precioso de la historia en un momento en el que tanto el oro como la plata eran escasos en Europa. Hacía falta mucha plata para acuñar reales de a ocho hasta copar el mercado mundial. Sus sucesores la encontraron.

En El ContraSello:

  • Las guerrillas castristas en África e Hispanoamérica
  • Los Borgia
  • La guerra de Troya

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: