Lo último

Las carlistadas

Fueron un total de tres y marcaron a fuego la historia de España durante el siglo XIX. Todo empezó por una simple disputa dinástica y terminó convirtiéndose en un problema enquistado en el que dos bandos con concepciones políticas antagónicas se peleaban por el trono y el Gobierno. Los carlistas, llamados así por el primero de sus pretendientes, Carlos María Isidro, hermano de Fernando VII, se oponían de plano a las reformas liberales y abogaban por la monarquía tradicional, los fueros y la preponderancia de la Iglesia católica. En su momento llegaron a contar con muchos apoyos, especialmente en el País Vasco, Navarra, Cataluña, el norte de Castilla y el Maestrazgo. Frente a ellos se alzaban los liberales, partidarios de la monarquía constitucional.

Tras medio siglo de guerras y alzamientos intermitentes, el carlismo quedó herido pero no completamente eliminado. En algunas zonas de España como Navarra o el País Vasco se mantuvo durmiente y despertaría en la década de 1930 con el estallido de la guerra civil. Tras aquello se incorporó en el cuerpo doctrinal del franquismo, a cuyo término fue poco a poco diluyéndose. Pero aún hoy, en pleno siglo XXI, casi doscientos años después de su aparición, sigue existiendo. Es un movimiento político que sigue vivo y, bajo distintas siglas, se presenta incluso a las elecciones. Sus partidarios aún mantienen dos pretendientes al trono y no han terminado de tirar la toalla. Pero es algo muy minoritario, un agua que apenas mueve ya molino alguno.

El carlismo es historia de España y como tal hay que tratarlo. Así es como vamos a verlo hoy en La ContraHistoria, recorreremos su primer medio siglo de historia, el más agitado, en el que carlistas míticos como Zumalacárregui, Cabrera o Tristany protagonizaron tres guerras y varios alzamientos convirtiéndose así en un elemento definitorio del siglo XIX español.

En El ContraSello:

  • Julian Gorkin y el Rif
  • El asentamiento de Monte Verde
  • La enseñanza de Historia

Bibliografía

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: