No Picture
El mundo

Cuanto peor, mejor para Syriza

Decía Lenin que cuanto peor, mejor. Cuanta más angustia se inflija al populacho más indefenso quedará y más rogará por soluciones mágicas e inmediatas, por Gobiernos duros, propaganda y gestos de falsa épica. Llegado un punto, de hecho, ni siquiera pedirá solución alguna, se resignará a todo lo malo que le ha […]

No Picture
El mundo

La táctica okupa de Tsipras

Los abruptos giros, ataques de ira y explosiones repentinas de inflamada retórica del primer ministro griego Alexis Tsipras, provocan que los acreedores de Grecia desconfíen profundamente de él. Todo encaja, sin embargo, cuando uno entiende que Tsipras no está gestionando el Gobierno griego, sino que lo está ocupando, que actúa como unos […]

El mundo

Tsipras o el infierno de lo real

En política los grandes planes suelen salir mal. En ese gremio la suerte no ayuda a los audaces, ayuda a los prudentes, a los que tratan de mantenerse dentro de la foto sin significarse demasiado y sin que se acierte a ver como el colmillo afilado sobresale por encima del labio superior. […]

No Picture
La Historia

La interminable letanía griega

En octubre de 1949 terminó la guerra civil griega. Había sido una lucha sin cuartel, parecida, en cierto modo, a la que había tenido lugar diez años antes en España. Lucharon, de un lado, los comunistas del KKE, apoyados por la Yugoslavia de Tito, la URSS de Stalin, la Albania de Hoxa […]

No Picture
El dinero

Zapandreu

España no es Grecia claman indignados en el Gobierno y sus aledaños. Por una vez tienen razón, España no es Grecia, tiene 35 millones de habitantes más y una deuda soberana algo menor. Punto. Aquí se acaban las diferencias. En todo lo demás, incluyendo el paisaje y el paisanaje, son tan parecidas […]

No Picture
El mundo

El apagón

Todavía resuenan las carcajadas en los despachos de las autoridades energéticas europeas por el apagón neoyorquino del año pasado. Están anticuados decían unos, son ineficientes decían otros, es un país de pandereta apuntaban los más euroengreídos, es la consecuencia del liberalismo salvaje clamaban a los cuatro vientos los nostálgicos del plan quinquenal. […]