Lo último

No es país para refugiados

La última semana de julio el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, cuyo mandato vence dentro de unos meses, firmó con Donald Trump un acuerdo migratorio en virtud del cual todas las personas que quieran solicitar refugio en EEUU y hayan pasado por Guatemala deberán hacerlo desde allí sin importar la nacionalidad que tengan. El acuerdo, que aún está pendiente de ser aprobado por el congreso guatemalteco, convertiría a este país centroamericano en lo que se ha dado en llamar «tercer país seguro», algo paradójico porque Guatemala es uno de los países más inseguros del mundo y uno de los principales emisores de emigrantes hacia EEUU.

En la práctica esto se traduciría en que la avalancha de emigrantes que ahora se dirige hacia el norte buscando asilo, permanecería en Guatemala a la espera de que las autoridades migratorias estadounidenses concediesen o no el asilo. Esto aliviaría sensiblemente la frontera sur, pero obligaría al Estado guatemalteco a proveer refugio y servicios a decenas de miles de emigrantes centroamericanos. Un gasto que no se pueden permitir y que agravaría los problemas del país.

Los oyentes traen:

  • Xenofobia y luddismo
  • De la Tasa Google a la Tasa Netflix
  • Hispanidad en Filipinas
  • La cuestión irlandesa del Brexit

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: