Lo último

Los hijos de Sem: breve historia de los árabes

La Biblia dice que son descendientes de Noe a través de Sem, su hijo primogénito. En otro pasaje bíblico se habla de Ismael, hijo de Abraham y hermano de Isaac que sería el antecesor legendario de lo que hoy conocemos como pueblo árabe. La madre de Ismael era una esclava egipcia llamada Agar, de ahí que a los árabes históricamente se les haya conocido como ismaelitas o agarenos.

Eso en lo que toca a la parte bíblica, en los documentos históricos la primera mención a los árabes aparece en el siglo IX a.C. como una serie de tribus nómadas o seminómadas que vivían al sur de Mesopotamia y al este de Egipto, es decir, en los desiertos de la actual Arabia. Esa circunstancia les daría sus dos apelativos más célebres: sarracenos y árabes, ambos significan gente del desierto.

Desde su aparición en la historia ya no se les pierde la pista. Hubo árabes en los imperios asirio y babilonio, en el aqueménida, en el seléucida, en el parto y, por supuesto, en el imperio romano. Llegó incluso a haber un emperador en el siglo III d.C. que atendía al nombre de Filipo el Árabe.

Cuatro siglos más tarde el destino tenía reservado a este pueblo que vivía en los márgenes de la civilización ser protagonista de un hecho de gran trascendencia histórica; la revelación islámica, que se produjo en el corazón de Arabia a principios del siglo VII, en el año 610 exactamente, cuando a un pastor de La Meca llamado Mahoma se le apareció el arcángel Gabriel en una cueva.

Desde ese momento, y poseídos por el fervor religioso, los árabes se expandieron hacia el norte acabando con el imperio persa sasánida, que llevaba cuatro siglos establecido en el solar del antiguo imperio parto. Ese sólo sería el principio. A costa del imperio bizantino se extendieron por todo el norte de África, liquidaron la Hispania visigoda e irrumpieron en las estepas centroasiáticas.

El viejo mundo no volvería a ser el mismo. La influencia de los árabes y del islam ha sido determinante en el último milenio y medio de historia. Pero no todos los árabes son musulmanes, ni todos los musulmanes son árabes. Este y otros muchos temas sobre la historia de este pueblo vamos a tratar hoy en La ContraHistoria junto a Alberto Garín.

Bibliografía

Anuncios

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: