Lo último

Naufragio en el norte

Se celebraron ayer elecciones autonómicas en el País Vasco y Galicia. Ganó quien estaba previsto que lo hiciese: el Pp en Galicia y el PNV en el País Vasco. Hasta aquí todo normal. Quedaban en el aire dos cuestiones que, esas sí, tenían repercusión nacional. La primera cómo iba a comportarse el PSOE en ambas regiones. La segunda cuál iba a ser el resultado de Podemos. Ambos partidos gobiernan en coalición desde el pasado mes de enero y, entre medias, el país ha padecido una severa crisis sanitaria que ha empalmado con una crisis económica que está marcando sus primeros compases.

Las incógnitas fueron ayer despejadas en las urnas. El PSOE se ha mantenido en ambas comunidades autónomas, en el País Vasco incluso ha arañado un escaño más. Podemos, sin embargo, se ha desplomado. En el País Vasco ha perdido el 45% de los votos con respecto a 2016 y en Galicia ha desaparecido del parlamento. Allí hace cuatro años cosechó un resultado histórico con la coalición En Marea que se deshizo para estas elecciones. El voto de Podemos en ambas comunidades se ha ido hacia el BNG en Galicia y hacia Bildu en el País Vasco. Ambos partidos han registrado un ascenso considerable. La coalición gubernamental no ha salido, en definitiva, bien parada y aunque es arriesgado hacer extrapolaciones a nivel nacional, si se puede afirmar que el coste de ejercer el poder lo está asumiendo Podemos en solitario.

En La ContraRéplica:

  • La tarjeta de Dina Bousselham
  • ¿Se puede retirar el derecho al voto por enfermedad?

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: