Lo último

Pedro el escapista

Tras 16 días de asueto a caballo entre Lanzarote y el Parque Nacional de Doñana Pedro Sánchez regresó este martes de vacaciones luciendo un bronceado envidiable y con una nueva hoja de ruta bajo el brazo para enfrentar lo que se promete como un otoño catastrófico. El colapso económico es ya un hecho y la situación epidemiológica no ha hecho más que empeorar a lo largo del mes de agosto. Sólo la última semana se han registrado más de cien fallecidos y se han detectado más de 50.000 nuevos contagios.

El rebrote no es algo localizado como hace un mes, ahora se verifica por prácticamente toda la geografía española. Los tres principales indicadores, los fallecimientos, los contagios y las hospitalizaciones están al alza. Pero Sánchez no quiere saber nada de este tema. Ha delegado en las comunidades autónomas la gestión de la crisis sanitaria ofreciendo a sus Gobiernos la declaración del estado de alarma a escala regional. Un lavado de manos antológico con el que cree que no acusará desgaste alguno como le sucedió en primavera. Pero los problemas se multiplican. La debilidad de su Gobierno con muy pocos escaños y un socio abrasado es clamorosa por lo que nadie en Moncloa sabe muy bien cómo van a llegar a fin de año.

En La ContraRéplica:

  • Gestión sanitaria en España
  • Los asesores de Sánchez
  • Presidente o presidenta

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: