¿Debe Trump ser destituido?

Quedan sólo siete días para que Joe Biden asuma oficialmente el cargo de presidente, pero los demócratas de la Cámara de Representantes no quieren esperar. Anteayer Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara, dio inicio al proceso de destitución del todavía presidente por incitar al odio y la insurrección durante el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero. Es el segundo ‘impeachment’ al que se enfrenta Trump en menos de un año aunque esta vez van mucho más apurados de tiempo. Antes de eso los demócratas trataron de destituirle mediante la vigesimoquinta enmienda de la Constitución, pero los republicanos de la cámara cegaron esa vía negándose a colaborar.

Sin la posibilidad de una destitución exprés valiéndose del presidente Pence sólo les queda la modalidad larga. Motivos tienen para hacerlo, le acusan de instigar una revuelta y poner en riesgo las instituciones. Unos hechos por los que el fiscal general de Washington estudia también imputarle. De lo que carecen es de tiempo material. Dentro de una semana exacta Trump habrá dejado de ser presidente de manera automática al activarse la sucesión programada. Ha llegado el momento de Biden, que tendrá que decidir si se sube al carro o llama a la calma.

En La ContraRéplica:

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.