Lo último

La carrera por la India

El subcontinente indio tiene una superficie mayor que la Unión Europea y está mucho más poblado. Tiene, además, una historia larga y rica. Fue la cuna de civilizaciones sofisticadas como la del valle del Indo, que prosperó en lo que hoy es el actual Pakistán y el norte de la India entre el tercer y el cuarto milenio antes de Cristo. Sirvió también como puente entre oriente y occidente y en su interior nacieron y se desarrollaron religiones como el hinduismo o el budismo. La India y los países adyacentes son uno de los puntos calientes de la humanidad. Su ubicación en los trópicos entre el océano Índico y el Himalaya sumado a la fertilidad de suelo, dio origen a imperios y al surgimiento de una civilización muy refinada.

Pero, a pesar de su poderío y sus avances culturales y tecnológicos, entre los siglos XVI y XX la India fue sometida por varias potencias europeas, algunas de pequeño tamaño como Portugal, que convirtieron el subcontinente en uno de los tableros geopolíticos más agitados del mundo. Primero llegaron los portugueses, tras ellos los holandeses, luego vendrían los ingleses y los franceses que serían los que terminarían quedándose con prácticamente toda la India durante más de un siglo.

Allí fundaron el llamado Raj de la India, la joya de su imperio que daría lugar a siete Estados soberanos en la segunda mitad del siglo XX: la India, Pakistán, Sri Lanka, Bangladés, Birmania, Nepal y Bután. Muchos se preguntan cómo fue posible que una pequeña isla del noroccidente europeo pudiese conquistar un territorio tan inmenso, rico y densamente poblado. No fue algo inmediato, cuando llegaron los ingleses otras potencias europeas ya se habían dejado caer por allí para controlar el comercio de especias, básicamente el de pimienta que se producía y se sigue produciendo en grandes cantidades en el sur de la India.

Hoy en La ContraHistoria vamos a desplazarnos hasta la India para entender cómo sucedió esto, cómo los europeos consiguieron hacerse con un territorio tan vasto y transformarlo para atender a sus necesidades. Una historia en la que hay atrevimiento y heroísmo, pero también miseria y ruindad.

Bibliografía

Anuncios

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: