Lo último

Pekín gana en Hong Kong

Ayer fue un día especial en Hong Kong. Por un lado se celebraba el vigésimo tercer aniversario de la devolución de la ciudad a China, algo que tuvo lugar el 1 de julio de 1997. Por otro entro en vigor la nueva ley de seguridad china, una ley hecha en secreto y sin que los hongkoneses pudiesen participar en ella, y que reduce notablemente la autonomía de la ciudad dejando el estatus de región administrativa especial en simple papel mojado. La ley faculta al Gobierno chino para practicar arrestos dentro de una serie de supuestos muy difusos como los de subversión y secesionismo. La ley fue aprobada hace unos días por unanimidad en la Asamblea Popular y ayer se efectuaron las primeras detenciones en Hong Kong.

Infringir esta ley conlleva penas muy duras, incluida la cadena perpetua. Los tribunales chinos no ofrecen, por descontado, ninguna garantía procesal y es previsible que el régimen chino emplee esta ley como ariete para acabar con cualquier tipo de disidencia. Se esfuma, por lo tanto, el sueño de «un país, dos sistemas» que pregonaba Deng Xiaoping cuando negociaba con el Reino Unido la devolución de la colonia. Aquello debió mantenerse medio siglo, pero ha sido mucho menos tiempo tal y como muchos vaticinaron en su momento.

En La ContraRéplica:

  • La popularidad de AMLO
  • La «nueva normalidad«
  • Las pandillas de El Salvador
  • La agresión a Rocío de Meer

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: