El dinero

Ni para pipas

Se hizo la luz, y la luz fue poca. Prometieron 100.000 millones, y han terminado siendo muchos menos, 30.000 exactamente, una miseria que no alcanza a cubrir ni la mitad de las necesidades de recapitalización que, según las bienintencionadas –cuando no fantasiosas– auditorias de Roland Berger y Oliver Wyman, tiene la banca […]