Lo último

Breve historia de los mexicas

Tradicionalmente se les conoce como aztecas y a su imperio como el imperio azteca, pero ellos no se denominaban de esa manera. Hacían referencia a si mismos como mexicas, que es de donde proviene el término México. Son, junto a los mayas, el pueblo mesoamericano mejor conocido. En eso tuvo mucho que ver el hecho de que fueron ellos quienes, en la cumbre de su poderío, se encontraron de bruces con los españoles, que en el primer cuarto del siglo XVI conquistaron su imperio y lo incorporaron a sus dominios. Buena parte de lo que nos ha llegado de la civilización mexica lo ha hecho gracias a los cronistas españoles que fueron tomando nota de lo que se encontraron en el valle central de México en 1520. Pero los españoles no lo hicieron solos, eran muy pocos y estaban aislados e incomunicados con sus bases. El capitán español, Hernán Cortés, se alió con otros pueblos locales con los que pudo derrotar al emperador Moctezuma II, el último de los tatloani mexicas.

Lo que Cortés y sus hombres se encontraron en este rincón de América fue un vasto imperio muy sofisticado desde el punto de vista cultural, feroz en la guerra, hábil en la ingeniería y dotado de una religiosidad compleja y, a la vez, implacable. No todo aquello se debía a los mexicas, que habían llegado al altiplano sólo dos siglos antes, sino a una larga cadena de civilizaciones precolombinas que les habían precedido y de quienes habían tomado aspectos claves como la teología o los avances agrícolas.

El legado de los mexicas se deja sentir hasta el día de hoy y va mucho más allá del nombre de México. La lengua española se llenó pronto de términos tomados del náhuatl, la lengua de los mexicas. Palabras de usos común en nuestro idioma como chocolate, tomate, cacao o aguacate provienen directamente del náhuatl. La gastronomía o, al menos buena parte de ella, también sobrevivió a la conquista. Y, sobre todo, sobrevivieron los propios mexicas. Los españoles no practicaron una limpieza étnica como si hicieron los ingleses en Norteamérica. Una buena parte de mexicanos de nuestros días provienen total o parcialmente de aquellas gentes que construyeron el mayor imperio de Mesoamérica, una portentosa civilización que vamos a ver hoy en La ContraHistoria.

En El ContraSello:
– ¿Cómo ven los mexicanos de hoy a los tlaxcaltecas?
– ¿Era masón José de San Martín?
– The alternative history hub

Bibliografía

Anuncios

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: