Lo último

El oro por las nubes

Este martes la onza de oro superó por primera vez en la historia los 2.000 dólares. Una barrera psicológica que sirve como culminación a un rally alcista que comenzó a principios de abril y que se intensificó el mes pasado. Hace sólo veinte días estaba a unos 1.800 dólares y desde entonces el precio se ha disparado. Algo similar ha sucedido con la plata que, aunque está lejos de los máximos históricos de hace diez años, su precio no hace más que incrementarse.

Esta sed por los metales preciosos coincide de nuevo con una crisis económica de ámbito global y con la subsiguiente depreciación del dólar y otras divisas fiduciarias, sometidas a una gran presión por los multimillonarios planes de estímulo y el aumento vertiginoso de la deuda pública. Para los inversores es un modo tradicional de ponerse a salvo porque, a diferencia del dólar o el euro, el oro no se puede crear de la nada.

Todo indica, por lo tanto, que el mercado del oro (y también el de la plata) va a caldearse mucho en los próximos meses, por lo que no sería extraño que la onza terminase costando más de 3.000 dólares, es decir, unas cien veces más de lo que costaba cuando Richard Nixon cerró la ventanilla del oro hace medio siglo.

En La ContraRéplica:

  • ¿De dónde proviene el dinero del Rey emérito?
  • ¿Por qué Juan Carlos ha decidido marcharse?

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: