Lo último

La mesa en la que no se dialogará nada

Se celebró ayer la reunión entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el de Quim Torra, la anunciada mesa de diálogo que supone el pilar sobre el que Sánchez pretende reconducir la situación en Cataluña. Como era previsible, no se dialogó nada sustantivo, entraron con la cabeza fría y los pies calientes y salieron con los pies fríos y la cabeza caliente. Esto, no nos engañemos, era exactamente lo que se esperaba habida cuenta de la naturaleza de la reunión y de sus precedentes inmediatos.

En la mesa de diálogo no sólo no «dialoga» el Gobierno con la Generalidad, sino que tampoco lo hacen los independentistas entre ellos. No podía ser menos ya que las elecciones autonómicas catalanas están muy próximas y cada uno quiere ocupar su lugar. Así, ERC está decidida a mantener el diálogo y hacer algunas concesiones mientras que la facción de Torra (mejor sería decir la de Puigdemont, que es quien mueve los hilos) se mantiene imperturbable en su programa de máximos al que no quiere renunciar porque su suerte electoral le va en ello. De manera que todo esto queda en un simple brindis al sol para que Sánchez gane tiempo hasta las autonómicas.

En La ContraRéplica:

  • Presunción de inocencia y caza de Brujas
  • Emergencia en Corea del Sur
  • Los rellenos de Vogue
  • Mentira, opinión e impresión

Anuncios

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: