Las guerras de Cuba

Se suele hablar de la guerra de Cuba en singular, pero deberíamos hacerlo en plural porque no fue una guerra, sino cuatro, un ciclo que arrancó en 1868 con el grito de Yara y que concluyó, treinta años más tarde, con la guerra hispano-estadounidense de 1898. Entre medias se produjo la llamada Guerra Chiquita, que duró sólo año y medio, y la guerra de 1895, que desembocaría en un enfrentamiento a gran escala entre España y Estados Unidos. El trasfondo de todo fue la independencia de la siempre leal isla de Cuba, la mayor de las Antillas, joya de la España ultramarina que, tras el terremoto independentista de la década de 1820 en el continente, se había mantenido fiel a la metrópoli junto a la vecina Puerto Rico.

Durante esta sucesión de guerras se forjó la identidad nacional cubana, un país extraordinariamente próspero, más rico incluso que la propia España, que amaneció al siglo XX convertido en un protectorado estadounidense antes de acceder a una independencia vigilada por su poderoso vecino septentrional. En España la pérdida de Cuba ocasionó también una crisis de identidad. Después de cuatro siglos los españoles salían de América dejando a sus espaldas un continente formado por más de veinte repúblicas hispanohablante.

Las cuatro guerras de Cuba pusieron el broche final a un gran ciclo histórico que había comenzado 400 años antes o noventa, si empezamos a contar la invasión napoleónica. Pero sólo la pérdida de Cuba se mereció en España el calificativo de “desastre”. Quizá porque fue la última en independizarse, quizá por el modo en el que lo hizo, o quizá porque la isla de Cuba se había convertido ya en un referente sentimental para los españoles de la época.

Hoy en La ContraHistoria vamos a ver las tres primeras guerras de Cuba, un episodio de capital importancia en la historia de América y en la de la España contemporánea.

En El ContraSello

  • Las siete maravillas del mundo antiguo
  • Cómo se construyeron las pirámides egipcias
  • La primera República Española

Bibliografía

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.