Lo último

México sin gasolina

México terminó el año con un nuevo presidente que prometía dar comienzo a la llamada “cuarta transformación” y lo arranca sin gasolina, que es la forma más directa de transformarse en un peatón. Quizá por eso mismo mismo se han formado colas kilométricas en las gasolineras de varios Estados a lo largo de los dos últimos días.

Os preguntaréis cómo es posible que un país productor de petróleo padezca desabastecimiento de gasolina. Pues se debe a un plan del Gobierno para acabar con el llamado “huachicoleo”, que es como se denomina en México popularmente al robo de gasolina. El Gobierno ha cerrado los oleoductos y la distribución a las gasolineras corre a cargo de camiones cisterna. Una chapuza de primer nivel que lleva el sello personal de Andrés Manuel López Obrador.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: