Lo último

Mucho arroz para tan poco pollo

Esta semana ha comenzado el curso político. El anterior se cerró abruptamente con una moción de censura inesperada que desalojó a Rajoy del poder. Tras el imprevisto y las vacaciones de verano la actividad política se reanuda. Pedro Sánchez fue a la cadena SER el lunes pasado para dar alguna pista sobre lo que piensa hacer durante los próximos meses.

No está en sus planes convocar elecciones, pretende aguantar hasta 2020, dos años más. Pero eso no va a ser tan fácil. Por un lado su debilidad parlamentaria es pasmosa, sólo 84 escaños, no alcanza la mayoría absoluta ni con sus socios de Podemos. Por otro la crisis catalana está muy lejos de cerrarse. Quim Torra no parece que quiera llegar a un acuerdo. Más bien todo lo contrario. Está dispuesto a llegar hasta donde haga falta con tal de culminar el trabajo que su jefe dejó a medio hacer hace ahora un año.

[os-widget path=»/diazvillanueva/tu-opini%C3%B3n-mejora-la-contracr%C3%B3nica»]

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

1 Comment on Mucho arroz para tan poco pollo

  1. Tras pasarse el verano anunciando un sin fin de necedades y llevando a cabo un ramillete de mamarrachadas, ahora comienza el curso político y le toca ampliar los anuncios de necedades, jugar a que negocia insensateces y ejecutar algunas cuantas mamarrachada más. Si cada uno de nosotros, en nuestra vida privada, nos comportásemos en todo momento desde la contradicción, la inconsistencia y el ventajismo, las consecuencias para nosotros, nuestras cosas y nuestros allegados serían nefastas y en breve nadie nos lo toleraría, sin embargo, si nuestro mandamás se comporta en todo momento como un necio oportunista, el margen de transigencia es amplísimo pese a que las consecuencias son inmensamente más funestas. Asistimos en directo al accidente de un autobús escolar conscientes de que el conductor no tiene carnet ni va sereno y como somos los escolares solo tenemos el margen de ponernos el cinturón y rezar para que tope pero no vuelque.
    Un cordial saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: