Lo último

Netanyahu apuesta y pierde

Hubo este martes elecciones en Israel, las segundas en lo que va de año. Las anteriores fueron hace sólo cinco meses, el 9 de abril concretamente. En aquel momento ganó Benjamin Netanyahu pero empató en escaños con su némesis, el ex teniente general del ejército Benny Gantz. Con el Knesset convertido en una sopa de letras y sin una mayoría clara para formar Gobierno Netanyahu decidió ir a por todas y convocó antes del verano nuevas elecciones.

Lo hizo con idea de romper el empate convencido de que Benny Gantz, un candidato nuevo que lleva en política menos de un año, iba a desinflarse. Pero no ha sucedido nada de eso, más bien todo lo contrario. El aspirante se ha mantenido fuerte, quien se ha desinflado ha sido Netanyahu y, para colmo de males, no se ha deshecho el empate.

Esto alumbra un panorama complicado que sólo deja dos salidas: o Gantz y Netanyahu se ponen de acuerdo y forman un Gobierno de concentración nacional o repiten, una vez más, las elecciones.

En La ContraRéplica:

  • El monopoly feminista en el mundo real
  • Vacaciones de los políticos
  • Elecciones en España
  • Rusia, ¿democracia o dictadura?

Anuncios

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: