Rivera y la voladura de Ciudadanos

Las elecciones del pasado domingo dejaron un gran triunfador, el partido de Santiago Abascal, que duplicó su representación en el Congreso, y un gran derrotado: Ciudadanos, que pasó de 57 a 10 escaños y desapareció del Senado. Fue un batacazo tremendo, comparable al del PSOE en 2011. Como estas cosas no salen gratis el presidente y candidato Albert Rivera se sintió interpelado personalmente y unas horas más tarde presentó su dimisión irrevocable. No sólo abandona la presidencia del partido, sino también su propio escaño y la política en general.

Es un político joven, cumplirá 40 años en unos días y lleva en política desde 2006, cuando irrumpió como cabeza de lista de un nuevo partido creado en Cataluña por un grupo de intelectuales para plantar cara al nacionalismo. Desde entonces este partido y Albert Rivera han sido una misma cosa. A partir de ahora él y su creación tendrán que reinventarse. Él a título privado, su partido en una situación especialmente complicada pero con una gran oportunidad en el horizonte.

En La ContraRéplica:

  • Crisis en Bolivia
  • Las consecuencias de los bulos
  • Maltrato animal

https://diazvillanueva.com/apoya-la-contra/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.