Lo último

Ni halcones ni palomas

Ayer el presidente de Israel, Reuven Rivlin, recibió los resultados oficiales de las elecciones del pasado día 9. Unas elecciones que ganó Benjamín Netanyahu por poco, apenas 15.000 votos frente a la coalición liderada por Benny Gantz, pero de las que ha salido refortalecido porque el Likud en lugar de perder escaños en el Knesset, ha ganado cinco incrementando su apoyo popular hasta el 26% de los votos.

Él sólo no podrá gobernar, le faltan 25 diputados para la mayoría absoluta, pero no tendrá complicado conseguir los votos que le faltan entre los partidos minoritarios e inaugurar así su quinto mandato (cuarto consecutivo). Las razones por las que Netanyahu ha vuelto a ganar incluso con más votos que en 2015 son múltiples. Si consigue gobernar otros cuatro años se convertirá en el primer ministro más longevo de la historia de Israel. Y no, no es algo casual. Vamos a ver por qué.

Los oyentes traen:

  • Los escraches contra el PP, Ciudadanos y VOX
  • El debate a cinco y la Junta Electoral Central
  • El inesperado desenlace de Alan García

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: