Lo último

El Valle de los Reyes

El Valle de los Reyes fue la necrópolis elegida por los faraones del Imperio Nuevo como lugar para su eterno descanso o, ateniéndose a las creencias de los antiguos egipcios, para su tránsito de esta a la otra vida. A diferencia de las necrópolis del Imperio Antiguo como las de Guiza o Saqqara, la del Valle de los Reyes trataba de pasar desapercibida. Los faraones dejaron en torno al año 1500 a.C. de construir pirámides y decidieron enterrarse bajo tierra en tumbas de gran tamaño, auténticos complejos funerarios repletos de pasillos y cámaras sobre cuyas paredes realizaban vistosas inscripciones y dibujos.

Eso es todo lo que ha quedado de estas tumbas a excepción de la única que ha llegado hasta nuestros días, la de Tutankamón, el faraón niño de la dinastía XVIII que reinó hace unos 3.300 años. La de Tutankamón está en el mismo corazón del Valle de los Reyes. Fue descubierta por el arqueólogo inglés Howard Carter hace un siglo, en 1922, y por la riqueza de su ajuar constituye uno de los grandes tesoros del antiguo Egipto. La tumba de Tutankamón que, por lo demás, fue un faraón menor, nos permite hacernos una idea de cómo era aquella sociedad y el asombrosamente alto nivel de riqueza material que alcanzó hace más de tres milenios. También nos permite imaginar como serían las tumbas de los grandes faraones del Imperio Nuevo como Ramsés II, Seti I o ATutmosis II, enterrados todos en el Valle de los Reyes. Nos han llegado sus momias, pero no sus ajuares, que fueron saqueados en la antigüedad.

Lo que los ladrones no pudieron llevarse fueron las pinturas de sus tumbas, que son un testimonio de incalculable valor sobre la vida, las costumbres y las creencias de aquellas gentes. Gracias a ellas los arqueólogos han conseguido recrear con gran exactitud lo que fue el Imperio Nuevo, el periodo más próspero del Egipto faraónico. Hoy en La ContraHistoria vamos a adentrarnos en el Valle de los Reyes, un sitio arqueológico cargado de historia que ha sido, además, el origen de multitud de leyendas.

Bibliografía

Anuncios

Apoya La Contra

La Contra es de sus oyentes

De ellos depende que este espacio de libertad, rigor e independencia siga existiendo.

€1,00

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: